Ni un momento en el camino

¿Ni un momento en el camino
De tu triste rebelión
Detener tus pasos puedes
Para oír la voz de Dios?
Él te busca, y ¿permaneces
Insensible a su voz?

Hasta el Gólgota, en su gracia,
Él te quiere dirigir,
Y mostrate el sacrificio
Que por ti se ofrece allí.
¡Es su Hijo quien tus culpas
Ha cargado sobre sí!

Traspasado, zaherido
Cruelmente en su dolor
Por la turba que, cegada
Como tú, le despreció.
Oír puedes sus palabras,
¡Tierno ruego de perdón!

Le coronan las espinas,
Se le ofrece amarga hiel,
Son ya cárdenos sus labios
Abrasados por la sed.
Ve llagarse las heridas
De sus manos y sus pies.

¡A qué precio tan sublime
Él nos quiere redimir!
Su agonía, sus dolores,
¿Nada cuentan para ti?
El amor es quien le entrega
A ese abismo de sufrir.
-----

Home


Next song