Hoy la voz de Jesucristo

Hoy la voz de Jesucristo
Te convida, pecador,
Y te dice suplicante
Con cariño y con amor:
Si deseas gozo y paz,
Ven a mí sin vacilar,
Y encontraráste al momento
Libre de angustia y pesar.

¡Dulce voz, dulce voz
Del amante Salvador!
¡Oye, pues; oye, pues,
Angustiado pecador!

En la cruz por tu sufriendo
Yo mi sangre derramé,
Y mi vida así entregando
Tus pecados expié;
Mas anora vencedor
De la muerte y su poder,
Vivo siempre y soy la fuente
De la vida y del placer.

¡Dulce voz, dulce voz
Del amante Salvador!
¡Oye, pues; oye, pues,
Angustiado pecador!

Hoy sin recio alguno ofrezco
Vida eterna y paz sin fin,
Si tus culpas confesando,
Te acercas confiando en mí.
Ven, pues, ven ya sin tardar,
Afligido pecador,
Échate en los tiernos brazos
Del amante Salvador.

¡Dulce voz, dulce voz
Del amante Salvador!
¡Oye, pues; oye, pues,
Angustiado pecador!

Mas si su voz despreciaras
Y en las sendas de maldad
Sigues, ¡oh alma descuidada!
Rechazando su bondad.
Con inútil llanto un día
Clamarás al Salvador,
Pues será tu eterna suerte
Llantos, penas y dolor.
-----

¡Dulce voz, dulce voz
Del amante Salvador!
¡Oye, pues; oye, pues,
Angustiado pecador!

Home


Next song