Oh ortal, cuando tú hagas

¡Oh, mortal! Cuanto tú hagas
Nulo, sin valor
Ha de ser en la presencia
De tu Creador;
Porque Cristo de los cielos
A la cruz bajó
Y en lugar de los injustos
Él su vida dio.

Deja ya tu necio empeño,
Mira al Salvador,
Por tu bien crucificado,
Pobre pecador.
Con su muerte dolorosa
La maldad borró,
Y la obra en tu provecho
Él la consumó.

Son tus obras, las mejores,
Muerte nada más,
Entretanto que de Cristo,
Apartado estás.
Deja, pues, tus vanas obras,
Ven, Jesús es fiel;
Él te llama y Él te salva,
Ven y cree en Él.
-----

Home


Next song