La diestra del Excelso

La diestra del Excelso - Mostróme su poder,
Y en tenaz batalla - Ayúdome a vencer,
Ella me dio la vida - Y ya no he de morir,
Porque de su excelencia - La gloria he de decir.

Cuando me vi afligido - A Jehová clamé,
En su inefable nombre - Tan sólo tuve fe:
Él corrigió mis yerros - Viendo mi corazón,
Y así veré la eterna - Tierra de promisión.

A ti, señor, deseo - Mi canto enderezar,
Sobre mi tosca lira - Elvo mi cantar:
Del polvo levantado - Por tu poder me vi,
Por eso, dios eterno, - Mi voz levanto a ti.

Él, sí, del universo - Es la piedra angular;
La redondez del mundo - Es de Jehvá el altar.
Cantemos, pues, su glori - En plácida canción,
Y nuestras voces lleguen - A la eternal mansión.
-----

Home