Hay cantar que mi alma llena

Hay cantar que mi alma llena
Con la dicha y paz suprema;
Y su dulce voz resuena,
Cristo puede, sí, salvar.

Oh cantádmelo una y otra vez,
(oh cantádmelo otra vez)
En su dulce, divina sencillez,
(en su dulce sencillez)
Suene sobre el alto mar,
Cristo puede, sí, salvar.

Este cántico me alegra;
Cristo salva a aquel que crea,
Cristo da la vida eterna,
Cristo puede, sí, salvar.

Oh cantádmelo una y otra vez,
(oh cantádmelo otra vez)
En su dulce, divina sencillez,
(en su dulce sencillez)
Suene sobre el alto mar,
Cristo puede, sí, salvar.

Pecador, ven sin reserva,
Busca a Cristo, que te espera,
Ríndele tu vida entera:
Cristo puede, sí, salvar.
-----

Oh cantádmelo una y otra vez,
(oh cantádmelo otra vez)
En su dulce, divina sencillez,
(en su dulce sencillez)
Suene sobre el alto mar,
Cristo puede, sí, salvar.

Home


Next song