Nada puede ya faltarme

Nada puede ya faltarme,
Porque Dios mis pasos guía
A la tierra saludable,
En divinos frutos rica.

Dulce néctar de reposo
Son sus aguas cristalinas,
Ellas dan salud al alma
Y la llenan de delicias.

Por la senda me conduce
De su ley con mano pía,
En amor a su gran anombre
Fuente viva de justicia.

Dulce néctar de reposo
Son sus aguas cristalinas,
Ellas dan salud al alma
Y la llenan de delicias.

Cuando el tenebroso valle
Cruce de la muerte fría,
No tendré temor alguno,
Siendo Dios el que me guía.

Dulce néctar de reposo
Son sus aguas cristalinas,
Ellas dan salud al alma
Y la llenan de delicias.

Con su vara y su cayado
Me dará consuelo y vida,
Y ant ls que me persiguen
Mesa me pondrá surtida.

Dulce néctar de reposo
Son sus aguas cristalinas,
Ellas dan salud al alma
Y la llenan de delicias.

Con el bálsamo divino
Mi cabeza aromatiza;
Y rebosa ya la copa
Que me colma de alegría.

Dulce néctar de reposo
Son sus aguas cristalinas,
Ellas dan salud al alma
Y la llenan de delicias.

La misericordia santa
Seguirá la senda mía,
Y de Dios en las mansiones
Moraré por largos días.
-----

Dulce néctar de reposo
Son sus aguas cristalinas,
Ellas dan salud al alma
Y la llenan de delicias.

Home


Next song