Salvador, a tu mandato

Salvador, a tu mandato
Lanzo mi nave atrevido,
Y navego hacia mi patria
Por tu diestra protegido.
¿Qué son mares procelosos
Y las olas encrespadas?
¿Qué son todos sus furores
Si en ti pongo mi confianza?

Mi piloto firme es Cristo,
Y mi norte es su Palabra;
Él me guía, Él me conforta,
Poderoso y fiel me salva.
Por su mano así guiado,
No me hundiré en el abismo,
Pues aquel que me sostiene,
Mares, cielos, todo hizo.

Por la fe ya el puerto miro
De descanso, paz y calma,
Y llegar con ansia anhelo
A sus celestiales playas.
Cuando cesen las tormentas
Y mi nave esté encalmada
Oh, Jesús, mi puerto eterno,
Será eterna mi alabanza.
-----

Home


Next song