Seguid al Maestro, no importa

Seguid al Maestro, no importa sufrir,
Aunque haya enemigos y obstáculos mil.
Si estrecha es la senda, no retroceder;
Siguiendo al Maestro podremos vencer.

Proseguid siempre adelante
Con el escudo de Dios;
A las órdenes del Jefe,
Que nos guía con su santa voz.

Seguid al Maestro por todo lugar,
En días de lucha o en días de paz;
Si oscura es la senda, seguid sin temor,
Su rostro glorioso infunde valor.

Proseguid siempre adelante
Con el escudo de Dios;
A las órdenes del Jefe,
Que nos guía con su santa voz.

Seguid al Maestro sin titubear,
Sus órdenes todos cumplid sin tardar;
Estemos alerta, cual hijos de luz,
Y grande victoria darános Jesús.
-----

Proseguid siempre adelante
Con el escudo de Dios;
A las órdenes del Jefe,
Que nos guía con su santa voz.

Home


Next song