Por nada estemos afanosos

Por nada estemos afanosos,
Dios oye nuestra oración.
La paz de Dios cual fuerte muro
En días de tentación
Guarnece nuestros corazones
De toda duda y del temor,
Y cuando todo está nublado
Tenemos la paz de Dios.

Nos da su luz que nos consuela,
Nos da su paz, nos da su amor.
Disipa el sol de su presencia
Las nubes del corazón.

A veces hay en nuestra vida
Momentos de oscuridad;
Y nos sentimos sumergidos
En dudas y perplejidad.
Mas Cristo viene a nuestro lado,
Nos habla con su voz de amor:
Entonces todo se ilumina,
Tenemos la luz de Dios.

Nos da su luz que nos consuela,
Nos da su paz, nos da su amor.
Disipa el sol de su presencia
Las nubes del corazón.

En días de tristeza y pena
Y grande tribulación,
En el amor de nuestro Padre
Hallamos consolación.
Con sus promesas nos anima
Y su presencia da valor,
Nos da descanso y esperanza
La fe en el amor de Dios.
-----

Nos da su luz que nos consuela,
Nos da su paz, nos da su amor.
Disipa el sol de su presencia
Las nubes del corazón.

Home


Next song