Justa, explícita y sin velo

Justa, explícita y sin velo
Es la ley de mi Señor;
A los tristes da consuelo,
Y les libra de dolor.

Su palabra revelada
Es raudal de puro amor,
Donde el alma atribulada
Bebe siempre a su sabor.

Mira, pues, mortal al cielo
Donde está tu Redentor;
Para siempre cese el duelo,
Goza paz con tu Señor.

Llama al Salvador, y el alma
Le confía, ¡oh pecador!
Él te volverá la calma,
Dando fin a tu dolor.
-----

Home


Next song