He leído que hay ciudad

He leído que hay ciudad hermosa,
La morada de Dios celestial,
Do los muros de piedra preciosa
Resplandecen cual puro cristal;
He leído de un río de vida,
En medio de aquella ciudad;
Mas de toda la gloria y dicha
No sabemos ni aún la mitad.

He leído que Cristo prepara
En el cielo moradas también,
Do sus fieles de toda la tierra
Con Él para siempre estén;
Nunca entra en dolor ni el pecado
Ni vejez en aquella ciudad;
Mas del gozo allí preparado
No sabemos ni aún la mitad.

He leído de blancos vestidos,
Que se visten los salvos allí,
Cuando el Padre dirá: "Bienvenidos,
Entrad en mi gozo aquí".
Y reciben coronas de gloria
Los que entran en la santa ciudad;
Mas de toda la hermosa historia
No sabemos ni aún la mitad.

He leído que Cristo recibe
Al más vil que acude a Él,
Si tan sólo creyendo le pide,
El más amplio perdón da a aquél;
He leído que el Salvador guarda
A los suyos de toda maldad;
Mas de todo su amor y potencia
No sabemos ni aún la mitad.
-----

Home


Next song