Te veré, ciudad hermosa

Te veré, ciudad hermosa
Del cielo, que en ser es una,
Que de amor y paz rebosa,
Y a tu claridad gloriosa
No suceden sol ni luna.

Mas el Padre y el Cordero,
Por quien todo se gobierna,
Son tu norte y tu lucero,
Y tu sol más verdadero
Del fulgor y luz eterna.

Y beberé, ¡oh, maravilla!
De aquel río cristalino
Que mana allí de la silla
Del Cordero sin mancilla,
Y del Padre de continuo.
-----

Home


Next song