Pobre valle del dolor

Pobre ciego quien soñó
En tus atrios ser feliz,
Quien se calla el amargor
Que sucede a tu festín.
Sí, cuán ciego quien no vio
Más allá de tu tapiz
Odios, guerras, el dolor
Del más desdichado fin.

Al impío sueles dar
La hermosura del laurel,
Mi fe santa perseguir
Y mi bien escarnecer.
¿Qué me puedes deparar
Sino príncipe cruel,
Y más mísero vivir
En su abismo perecer?

Ve mi Roca emerger
De las aguas y brindar
Vida y Luz a quienes tú
Herir sueles y cegar.
Ve mi eterno Redentor
Sus creyentes amparar
Y sus brazos al azul
Nuestras vidas elevar.

Peregrino me hizo Él,
Peregrino y sembrador
De su Luz y su Verdad
Y siguiéndole así voy.
He dejado tu cancel
Redimido por su amor:
¡Se esfumó tu vanidad
Para siempre! ¡¡Suyo soy!!
-----

Home


Next song