Pequeños peregrinos

Pequeños peregrinos que al cielo van,
Cantemos la hermosura de nuestro hogar.
¡Canción feliz! ¡Bendito hogar!
Y el alma rebosando su alegría y paz.

¡Siga la canción y adelante pues!
Que nada hay como un salmo
De esperanza y fe.

Soldados también somos y hay que luchar
Venciendo tentaciones, engaño y mal.
¡Hay que luchar! ¡Y hay que vencer!
Sintiendo el alma llena de valor y fe.

¡Siga la canción y adelante pues!
Que nada hay como un salmo
De esperanza y fe.

Obreros nos sentimos, pues el Señor
También llamó a los niños a su labor.
El galardón, con Él vendrá;
Sigamos decididos y sin desmayar.
-----

¡Siga la canción y adelante pues!
Que nada hay como un salmo
De esperanza y fe.

Home


Next song