Cuán gloriosa será la mañana

Cuán gloriosa será la mañana
Cuando venga Jesús, el Salvador;
Las naciones unidas como hermanas
Bienvenida daremos al Señor.

No habrá necesidad de la luz el resplandor,
Ni el sol dará su luz, ni tampoco su calor;
Allí llanto no habrá, ni tristeza ni dolor,
Porque entonces Jesús, el Rey del cielo,
Para siempre será consolador.

El cristiano fiel y verdadero
Y también el obrero de valor,
Y la iglesia la esposa del Cordero,
Estarán en los brazos del Señor.
-----

No habrá necesidad de la luz el resplandor,
Ni el sol dará su luz, ni tampoco su calor;
Allí llanto no habrá, ni tristeza ni dolor,
Porque entonces Jesús, el Rey del cielo,
Para siempre será consolador.

Home


Next song