Padre, qué bueno es conocerte

Padre, qué bueno es conocerte
Y escucharte hablar;
Padre, qué bueno es en tu nombre
Juntos alabar;
Padre, qué bueno en tu presencia
Cada día estar,
Porque tú eres Dios mi Salvador.

Padre, elevo ante ti
Mi vida y corazón;
Padre, te busco con verdad,
Pues gozo de tu perdón;
Padre, enséñame tu gloria,
Dame tu bendición,
Porque tú eres Dios mi Salvador.

Padre, te quiero presentar,
Ahora en oración,
Seres amados que no andan
En tu salvación;
Padre, te pido que los toques
Con tu santa unción,
Porque tú eres Dios mi Salvador.

Padre, te quiero hoy servir,
Contigo trabajar;
Quiero que tú me hables hondo
Para poder hablar,
Padre, a las almas que tú buscas
Con tu amor amar,
Porque tú eres Dios mi Salvador.
-----

Home