Tú que dices que Dios sí que existe

Tú que dices que Dios sí que existe,
Un Dios justo, un Dios de verdad,
Dime pues, por qué aquí siempre persiste
Tanto odio y tanta maldad.

Tú que dices que Dios sí que existe,
Un Dios justo, un Dios de verdad,
Dime pues, por qué aquí siempre persiste
Tanto odio y tanta maldad.

¿Qué me dices de niños que lloran
Y se mueren por falta de pan?
¿Qué me dices de esos ojos que imploran
Y de los que teniendo no dan?

Tú que dices que Dios sí que existe,
Un Dios justo, un Dios de verdad,
Dime pues, por qué aquí siempre persiste
Tanto odio y tanta maldad.

Esa pobre mujer que abraza
A su hijo tirado allá,
Le mataron sin contemplación alguna.
Dime, pues, ese Dios, ¿dónde está?

Tú que dices que Dios sí que existe,
Un Dios justo, un Dios de verdad,
Dime pues, por qué aquí siempre persiste
Tanto odio y tanta maldad.

¿Dónde está, pues, ese Dios de quien me hablas?
¿Dónde está ese Dios de amor?
Porque aquí yo sólo encuentro amarguras
Sólo lágrimas, sólo dolor.

¿Qué me dices de niños que lloran
Y se mueren por falta de pan?
¿Qué me dices de esos ojos que imploran
Y de los que teniendo no dan?

No ha sido Dios, créeme, mi buen amigo,
Quien dispuso las cosas así;
Él hizo un mundo hermoso, ya te digo,
Pero el mal mora dentro de ti.

He aquí tu Dios en la cruz, mi buen amigo;
Ve sus lágrimas, ve su dolor,
Por sus criaturas Él muere, ya te digo,
Y su vida te ofrece por amor.
-----

Home


Next song