EL REPOSO

Salvo en los tiernos brazos
De mi Jesús seré;
Y en su amoroso pecho
Siempre reposaré:
Este es, sin duda, el eco
De celestial canción
Que de inefable gozo
Llena mi corazón.

Salvo en los tiernos brazos
De mi Jesús seré;
Y en su amoroso pecho
Siempre reposaré.

De sus amantes brazos
La gran solicitud
Me libra de tristeza,
Me libra de inquietud;
Y si tal vez hay pruebas,
Fáciles pasarán;
Lágrimas, si vertiere,
Pronto se enjugarán.

Y cruzaré la noche
Lóbrega sin temor,
Hasta que venga el día
De perennal fulgor:
¡Cuán placenteros entonces
Con él será morar;
Y en la mansión de gloria
Siempre con él reinar!

Home


Next song