Nuestra fortaleza

Nuestra fortaleza,
Nuestra protección,
Nuestro fiel socorro
En la tentación;
Nuestro gran refugio,
Nuestra salvación,
Es el Dios que adora
Nuestro corazón.

Que la tierra toda
Cambie de lugar,
Y los montes rueden
Por el ancho mar;
Nuestra fortaleza
Firme habrá de estar,
Porque lo inmutable
No podrá mudar.

A la voz tan sólo
De su voluntad
Túrbanse los mares
En su majestad;
Tiembla la montaña,
Todo es vanidad
Al vibrar su acento
Por la inmensidad.

Que otros en sus fuerzas
Quieran descansar
O en las que este mundo
Les promete dar;
Nunca todas ellas
Se han de comparar
Con las que podemos
En el cielo hallar.

Nuestra fortaleza,
Nuestra protección,
Es el Dios que adora
Nuestro corazón.

Home


Next song